1º Paseo Republicano de Fuencarral. 2º Parte.

En segundo lugar este texto escrito y leído por Ana Domínguez, feminista y republicana.

Con mucha emoción, compañeros y compañeras republicanas,vamos a celebrar el día de la proclamación de la República, una fecha que llenó a nuestro pueblo de esperanzas, deseos de justicia e igualdad,un pueblo que tuvo la osadía de querer transformar una sociedad feudal,soñando otro mundo.

“Vivir no es tan importante como recordar” decía Maria Teresa Leon, y es lo importante que vamos a hacer esta mañana, vamos a rememorar a las mujeres republicanas en este cementerio guardián de tantos símbolos y testigo del precio que tuvo que pagar la resistencia de un pueblo.

Hace 87 años un pueblo lleno de fervor aclama la República, la mitad de este pueblo son mujeres, aún no tienen derecho al voto pero lo conseguirían antes que en muchos países europeos gracias al empeño de Clara Campoamor. En 1933 las mujeres pueden votar por primera vez y en 1936 gana el Frente Popular también gracias a ellas.

María Teresa Leon nos cuenta en sus “Memorias de la melancolía ”

-Un día nos llamaron por teléfono desde Madrid, una voz alegre,la de mi madre, nos grita Viva la República .

-Como, que?

-Que se ha proclamado la República en España, el rey ha salido por Cartagena

-Pero que día es hoy

-14 de abril

Rafael y yo nos miramos emocionados. Para nosotros la República había llegado al pueblecito de Rota…..

Salimos para mirar lo que ocurría. Vimos que en el ayuntamiento alguien había izado una vieja bandera de la Primera República seguramente. El morado se había desteñido.

La República sigue contando Maria Teresa Leon tenía un Himno de Riego sin palabras agresivas, porque no tenía palabras, solo un tarara de música anacrónica casi desvanecida.

De pronto en Abril de 1931 ese Himno de Riego fue el de la esperanza. El Himno de Riego sonaba como un juego de muchachos alegres, servía para andar más rápidamente sobre la historia, más de prisa que con la Marcha  Real, tan pesada, tan apropiada para leones de circo.

Con el Himno de Riego se podía sentir como en una verbena o al volver del campo, tarareando porque no tenía palabras y las que sabían los viejos eran de tertulias de café…Creo que ninguno de nosotros podrá olvidar nunca sus notas saltarinas, ni oírlas sin emocionarse con una dulce angustia.”

Ya sabéis….si los curas y las monjas supieran..

Imaginemos ese 14 de Abril…un grupo de muchachas han quedado muy pronto  en la escuela de costura, su maestra les ha explicado que con la República todo será mejor para las mujeres: conseguirán el derecho al voto, casarse por lo civil, divorciarse, que los hijos naturales o no tengan los mismos derechos, la patria potestad compartida, protección a la maternidad, decidir sobre su propio cuerpo con el derecho al aborto y sobre todo enseñanza laica, libre,igualitaria, para todas ellas y podrán ser maestras, abogadas, médicas, bibliotecarias, aviadoras, diputadas.

Cogidas del brazo han apresurado el paso, casi llegan corriendo a la Puerta del Sol. No pueden dar crédito a lo que ven, Sol está desbordado de gente, la calle Alcalá es un grito de esperanza, en el Torreón del Palacio de Comunicación ondea la bandera republicana…unas calles más allá están María Zambrano y su hermana Araceli.

Así describe en su libro “ Delirio y destino “ ese día lleno de sueños

“Aquel 14 de Abril fue tan hermoso como inesperado; salió el día en estado naciente, es decir nació: hasta el día, hasta las nubes, hasta la gente. Creo yo que era la caridad del día. Pero si esa caridad del día se dio precisamente el 14 de Abril, y si lo que nació de ese día naciente fue la República,no puede ser por azar. Las gentes sólo pensábamos-es muy cursi, lo sé- en amarnos, en abrazarnos sin conocernos. Llorábamos de alegría, unos y otros en la Puerta del Sol…es el mismo grito que oímos mi hermana y yo aquel 14 de Abril: Que viva la República! Que no muera nadie! Que viva todo el mundo! Que viva la vida! Y no sé- quisiera ser fiel- si no sé dijo..que viva el amor! Quizá se dijo, pero yo no me atrevo a afirmarlo…

Este texto hermoso y vibrante demuestra el infinito deseo de todas esas gentes de que la República fuera el inicio de otro mundo mejor. Aunque suene, como  dice Maria Zambrano, un poco cursi, lo cierto es que muchas personas lloraban en la Puerta del Sol sin sospechar la barbarie, la guerra, la represión, el dolor, la tristeza, el exilio que les esperaba en la larga noche del fascismo.

Las mujeres han estado siempre presentes en la historia, pero fueron ninguneadas por sus contemporáneos, y borradas por los historiadores.

Nunca se podrá hacer justicia, la historia no se puede volver a escribir, esa historia impregnada del sentir de las mujeres, de sus quehaceres, de sus dones de amar, de esa silenciosa entrega que transforma el odio y el miedo en amor y cuidado, la historia que leemos en libros y enciclopedias hubiese sido otra historia del mundo, otra historia de la humanidad.

Cuando el mundo entero sintió que la República española estaba en peligro, miles de brigadistas avergonzando a sus gobiernos acudieron para defenderla.

Entre ellos llegaron más de 1000 mujeres, la mayor parte llegaron solas y viajaron a España por su compromiso político, por encima de sus orígenes luchar en España era detener al fascismo, convencidas de que era aquí donde se dirimía el destino de Europa.

Enfermeras, traductoras, periodistas, doctoras, fotógrafas….todas eran mujeres profundamente antifascistas, internacionalistas que tuvieron que lidiar con él despreció y la incomprensión por dejas su deber de cuidar a la familia y ocupar un espacio , el bélico, históricamente ocupado por los hombres.

Sus nombres no están grabados en placa alguna, ni impresos en las páginas  de la historia…pero hasta aquí y en este momento nos llega la voz de Gusti Jirku, brigadista ucraniana:”…nuestras hermanas españolas son muy superioras a nosotras. Son las obreras, las campesinas, las empleadas de aquí quienes nos han enseñado a luchar y a sacrificarnos…hemos aprendido de nuestras hermanas de España más que en toda nuestra vida anterior.”

En recuerdo a todas nuestras hermanas republicanas…Viva la Republica

Anuncios

1º Paseo republicano de Fuencarral. 1º parte

El pasado domingo, 15 de abril realizamos un paseo hasta el cementerio de Fuencarral. Llegamos hasta el lugar donde fueron enterrados, aunque ya no esten, muchos brigadistas caidos en los frentes cercanos a Madrid.

La idea era repasar que supuso la II República española para la mujer, que significó la aniquilación de la democracia repúblicana y reflexionar sobre el futuro

.

Os ofrecemos ahora los textos que allí se leyeron.

Este fue preparado por Teresa Álvarez Olías, autora de novela histórica y relato corto, además de militante socialista.

La mujer durante el franquismo

Homenajeamos hoy a nuestras madres y abuelas, ninguneadas por el franquismo, pero que soportaron la represión de la posguerra, convirtiendo el hambre de sus familias en comida y la oscuridad social en esperanza para tres generaciones.

Recordamos a las mujeres fusiladas por ser republicanas, izquierdistas, esposas, hermanas o hijas de rojos, a todas las que soportaron la dictadura, solas o con sus compañeros, y a cuantas durante la misma no fueron consideradas ciudadanas españolas con todos sus derechos.

Si la historia no las recuerda, al menos las españolas y españoles de hoy las honramos en este día, ochenta y siete aniversario de la proclamación de la segunda república y mes y medio después de la primera huelga feminista en España, ejemplo y vanguardia del mundo, paradigma de la lucha de los colectivos marginados, que salen a la calle a manifestarse y expresan su desacuerdo en las injustas situaciones privadas.

La vida cotidiana de las mujeres durante el franquismo era la imagen de una doble sumisión: por una parte, al hombre, tanto al padre como al marido o hermano, y por otra, a los dictámenes de la dictadura.

La Sección Femenina, organización paramilitar similar a la Falange, aleccionó a las mujeres, en su mayoría analfabetas, en los principios políticos fascistas, en labores de costura y bailes regionales para que fueran madres católicas, sometidas a los hombres de su casa y a la autoridad militar imperante, confinadas a ser meras paridoras de hijos para la patria. Las adolescentes cumplían el Auxilio Social en paralelo al servicio militar de los hombres, ambos obligatorios, pero considerado de rango muy inferior el primero, consistente en un período de labor social en guarderías o centros de mayores, siempre remachando el papel de cuidadoras de las mujeres, sin mayores visos intelectuales.

La religión católica se imponía sin piedad a las niñas, todas bautizadas con el nombre de María en primer lugar, vírgenes a la fuerza hasta el matrimonio, casadas sin posibilidad de abrir negocios o cuentas bancarias por su cuenta, o de trabajar sin el permiso del esposo. Dos veces al día las mujeres rezaban el Ángelus en el ´lugar al que se les regalaba: su casa, además del rosario, de la custodia del Corazón de Jesús y de la misa, diaria en muchos casos, y a donde acudían siempre con velo y manga larga, abrochadas hasta el cuello. La sexualidad femenina no estaba reconocida ni tolerada. No le preocupaba a la sanidad pública, al cura confesor ni al marido. No existía porque solo nombrarla ofendía y era causa de pecado y escándalo. Esto provocaba problemas de conciencia y de salud, de autoestima y de infelicidad.

Las mujeres tenían mayoritariamente la profesión de sus labores, es decir, la de madre y esposa, lo que para vergüenza de todos, al no cotizar a la seguridad social, esto ha supuesto la imposibilidad de obtener pensión por la entrega de toda una vida a los suyos, de la mitad de la población. Monja o prostituta eran las otras profesiones más corrientes, lo que ha privado a nuestro país de la inteligencia, el ingenio y la mano de obra de millones de ciudadanas que hubieran sido un gran aporte al desarrollo de la nación, en vez de haber cosido, puntada a puntada, tantos ajuares de boda y canastillas de bebé o en vez de haber limpiado sus casas hasta sacarles brillo.

La guerrillera, la obrera, en definitiva, la mujer libre de la república fue reprimida y anulada tras la guerra civil. La moda femenina se volvió recatada hasta el extremo. Los anuncios de la radio, prensa y televisión presentaron la imagen de esposa servicial, esclava, estúpida, huyendo de la imagen de mujer real, que era valiente, consciente de la suplantación de su personalidad e inteligente, inquieta y culta.

De los cuarenta años de franquismo, los primeros diez fueron de hambre y represión total. La cárcel de Ventas en Madrid es el paradigma de la opresión a las mujeres del bando derrotado, un centro de tortura y humillación. Al mismo tiempo, los paradigmas de la esposa e hija eran Carmen Polo y Carmencita Franco, mujer e hija del dictador, respectivamente. Las mujeres callaban y leían biografías de santos, a la par a que alargaban el sueldo de sus esposos fabricando en casa la ropa de toda la familia y cocinando solo productos básicos y baratos. No se identificaban apenas con los iconos .femeninos del cine norteamericano, única y maravillosa distracción. Quizá tampoco con los modelos de actrices españolas en películas y obras de teatro donde jamás tenían un papel relevante. La vida durante los años cuarenta y cincuenta era un campo militar donde los hombres siempre eran oficiales y las mujeres simples soldados de familias con numerosos hijos, a los que cuidaban solo con la ayuda económica, nunca práctica, de los padres.

Las décadas siguientes, los años sesenta y el primer lustro de los setenta, mejoraron la vida de la población. El consumismo, el turismo, la moda hippy, los electrodomésticos, el coche familiar 600, los guateques, el éxodo rural, la construcción de cientos de barrios nuevos por todas las ciudades, la emigración a Suiza, Alemania, Francia y desde luego los espectáculos culturales y la literatura , que no el deporte, siempre absolutamente masculinizado, permitieron a la mujer alargar su cadena. Pero el tiempo hace evolucionar al mundo.

Las españolas, a finales de los sesenta, entran poco a poco en la universidad. Consiguen contratos de trabajo, siempre con sueldo inferior al de los hombres. Empiezan a tener dos o tres hijos, no cinco, seis o siete. Audrey Hepburn y Marylin Monroe marcan la pauta cinematográfica. Novelistas españolas ganan premios de literatura: Elena Quiroga, Carmen Laforet, Carmen Conde, Ana María Matute…Aunque el modelo de mujer pudiente sigue siendo el de la penitente de Semana Santa desfilando en la procesión con mantilla, vela y rosario y el modelo de mujer pobre es el de una viuda mendigando a la puerta de la iglesia.

Los crímenes por violencia de género aún se llaman pasionales, y la sociedad calla ante la violación, el acoso y el maltrato a las mujeres, pero van surgiendo asociaciones de amas de casa que sacan a éstas de sus viviendas en algún momento, que les dan cierta conciencia social. Finalmente, de manera irremediable, en los años setenta brota el feminismo en nuestro país, recogiendo la herencia republicana, la lucha de las sufragistas anglosajonas y la experiencia de numerosas trabajadoras, mujeres militantes de izquierda y universitarias, que por la simple expansión de nuestra economía, se habían ido formando y tomando conciencia de su marginación.

El tardofranquismo , empujado por la realidad y el progreso, por el testimonio de otros países visto en la televisión, en la prensa internacional, en el cine, en los ojos de las mujeres emigrantes, levanta la mano en la concesión de derechos a las mujeres: éstas ya pueden trabajar sin el permiso marital, ya pueden acceder a algunas profesiones vetadas antes para ellas, ya no se las señala por adúlteras, pero la persecución policial a las abortistas llega y crece hasta los años 80, en que se aprueba la ley del aborto. La brecha salarial entre hombres y mujeres se establece y agranda. No existe el divorcio todavía, ese que sí se permitió durante la república y abolió el primer gobierno franquista. Niños y niñas van a clases separadas. A ellos se les pueden propinar bofetadas y a ellas palmetazos si no saben la lección o hablan demasiado en clase. Aún está penalizado el adulterio y el amancebamiento No hay rectoras ni juezas ni cofrades que porten imágenes,ni mujeres militares todavía. El NODO ensalza la vida de la autoridad vigente, siempre masculina, militar, eclesiástica o gubernativa, mientras las mujeres asumen las tareas de limpieza y cocina en casa y en tiendas o fábricas.

Pero las turistas, las artistas, las escritoras extranjeras abren los ojos a las mujeres españolas, que traen la democracia a nuestro país, junto con los hombres en el setenta y siete con las primeras elecciones democráticas, dos años después de la muerte del dictador.

El franquismo silenció los logros sociales y privados conseguidos por las mujeres en los años treinta, apagó cualquier veleidad y deseo de progreso intelectual. No consintió mujeres en la política, relegando su talento a la privacidad casera, que ensalzó como modelo para jóvenes y mayores. La maternidad en exclusiva se consagró como principio moral y fin social. Si los distintos gobiernos dictatoriales primero y luego tecnocráticos permitieron la presencia de alguna mujer en los mandos de la Sección Femenina fue la de solteras con relaciones familiares en el gobierno local o estatal, siempre que fueran de probada y absoluta dedicación franquista.

Sin embargo, la fuerza de la juventud, la curiosidad en probar lo prohibido y el empuje de la historia despertó poco a poco el afán de las mujeres por salir de su cocina, por entrar a la universidad, por aprender, por leer, por desarrollar su inteligencia. Eso unido al sentido del deber impuesto, a la disciplina, al celo eclesiástico explicando los deberes femeninos, a la responsabilidad inculcada durante siglos para sacar adelante una casa, una familia, un país, hizo surgir generaciones de niñas y adolescentes que soñaban con estudiar, con trabajar, con dejar de ser las esclavas de su casa y acceder al mundo laboral, universitario, judicial o militar.

Las mujeres somos copartícipes en la implantación de la democracia en España. Sufrimos la represión franquista como los hombres. Soñamos la libertad como nadie. Siempre que alguna de nosotras triunfa socialmente, siempre que me acerco a votar en los comicios, cada vez que conquistamos una nueva meta salarial femenina, incluso cuando observo la entrada de las niñas y niños en las escuelas infantiles, recuerdo la generación de mi madre y de mi abuela, constantemente entregadas a su familia, a cualquier hora luchando y trabajando por una España que no reconoció su esfuerzo ni su valía.

Hoy, quince de abril de dos mil dieciocho, honramos la memoria de nuestras madres y abuelas, que soportaron la dictadura franquista y conformaron el país y la libertad que ahora disfrutamos. En su nombre y por sus nietas, seguimos adelante.

CultivArte 2018. Felices fiestas de Valverde a todos

FUENCAFERIA2018

El domingo, en el marco de las Fiestas de Valverde, tendremos nuestro segundo CultivArte.

Nuestro mercado de Artesanía, productos ecológicos, protectoras de animales y asociaciones y colectivos.

Habrá también, actuación musical y paella popular.

Este año el mercado se alargará a la tarde y tendremos un karaoke al que podéis apuntaros.Cartel KARAOKE_REDES

Además el próximo sábado, organizamos las carreras infatiles en colaboración con la agrupación deportiva Marathon. Como sabéis este año, se pospusieron las carreras infantiles que tradicionalmente se celebran al tiempo que la Media Maratón de Fuencarral-El Pardo para que fueran más vistosas y agradables para los pequeños.CARRERA

Esperemos que el tiempo nos acompañe.

Felices fiestas a todos

1º Paseo republicano en Fuencarral

2018-04-05 18_14_28-Cartel Paseo republicano Valverde 1.pdf - Adobe Reader

Este domingo queremos mirar al pasado y al futuro.

Nos hemos propuesto  un paseo desde la II República Española al presente con mirada al futuro.

La Mujer como hilo conductor. Aquellas leyes que la igualaron en derechos políticos y sociales a hoy.

El gran avance para el papel, la situación y las perspectivas de la mujer que supusieron las politicas de la II Republica, el derecho al voto,  el divorcio, la educación, la igualdad de los individuos…  fueron seguidas por el  brusco retroceso que supuso la dictadura franquista. A la perdida general de libertades las mujeres añadieron  el conviertirse minusvalido,  dependiente del cabeza de familia y privada de toda autonomía incluso para llevar a cabo lo que se entendian eran sus sacrosantos deberes.

La democracia tuvo que partir de una situación para la mujer muy retrasada y muchas cosas se han conseguido pero no las suficientes o quiza ahora necesitemos una nueva mirada sobre la condición de la mujer.

En 2018, la primera huelga feminista global deja claro que aun no estamos donde deberiamos estar.

Acompañanos, el domingo a las 11 de la mañana

34º Medio Maratón de Fuencarral. El año del error de calculo.

180211-media-maraton-de-fuencarral---el-pardo-2018-cartel

El día siguiente al Medio Maratón de Fuencarral, es un día feliz, desgraciadamente este año un error de cálculo con la distribución del agua hizo que ayer los corredores finales de la prueba se quedaran desabastecidos.

Este es el incidente más grave que se recuerda en 34 años de historia. Un error que daña directamente el espíritu de una prueba que siempre ha luchado para ser por y para los corredores.

Tremendamente dolidos, no podemos hacer más que pedir las más humildes y sinceras de las disculpas a los que han sufrido esta penalidad añadida.

1298-T2DT96-MjAxODAyLWZvdG9zLW1tZi1lbC1wYXJkby9EU0MwMzYwNC5qcGc=

Aquí esta el vídeo de la llegada y los datos de la clasificación.

Más que dedicar esta entrada a los campeones, Mircea Sacara y Sonia López Aguirregabiria, queremos dedicarlo a los que sufrieron una dura última etapa.

1298-YBZD6G-MjAxODAyLWZvdG9zLW1tZi1lbC1wYXJkby9EU0MwMzgzNS5qcGc=

Enhorabuena a los ganadores, a todos los corredores y especialmente a los que terminaron en tan precaria situación.

Gracias a los que pese a todo nos habeís apoyado y comprendido en estos duros momentos.

34º Medio Maratón de Fuencarral El Pardo

Ya está aquí el 34º Medio Maratón de Fuencarral El Pardo. Un año más la Asociación de Vecionos Valverde de Fuencarral organizamos este clásico del deporte popular madrileño. Será el domingo día 11 de febrero, segundo domingo del mes como marca la tradición de la carrera

Carrera-1-669x272

Desde hace dos años, hemos recuperado el recorrido original de la prueba que parte de la calle Nuestra Señora de Valverde y termina en la plaza de Islas Jarvi con entrega de premios en la sede de la Asociación (c/ Doctor Juan Bravo, 4).

veteranos-media-fuenca

Este año como gran novedad, la prueba no es tan madrugadora como de costumbre y saldrá a las 10 de la mañana, lo que dará la oportunidad a los vecinos de acercarse a animar a los corredores.

Además tras la prueba se sortearan diversos premios entre los participantes.

Deseamos que este domingo sea un gran día de fiesta en Fuencarral y os esperamos.

 

Paseos saludables por Fuencarral

paseoHace ya algún tiempo, el Centro de Salud nos propuso organizar unos paseos saludables por el barrio. En colaboración con Dinamización vecinal y la asociación de vecinos La Unión, empezamos a programar paseos por los distintos barrios con un guia que explicaba las peculiarides y la historia de los lugares por los que transcurría el paseo. Conseguimos también permiso para visitar el reloj del ayuntamiento.

Con el otoño, retomamos los paseos, hemos pretaparado unos sencillos folletos con los ejercicios de calentamiento básicos antes de la actividad y ofrecemos una prueba de glucemia antes y después del paseo para comprobar los beneficios que el ejercicio tiene sobre nuestro organismo.

folleto1

folleto